Donde menos te lo esperas

Donde menos te lo esperas

Cuando pensamos en los intérpretes, solemos imaginarlos trabajando en palacios de congresos o instituciones internacionales, pero hay muchas ocasiones en las que nuestra labor tiene lugar en situaciones o lugares en las que difícilmente esperarías encontrar a un intérprete.

Recientemente, por ejemplo, estuvimos interpretando los discursos de una boda germanoboliviana, que reunió a familiares y amigos de ambos lados del océano. También hay casos en los que se han solicitado servicios de interpretación para un funeral.

Otra situación más común de lo que podría pensarse es la necesidad de intérpretes en reuniones de vecinos. Esto es muy frecuente en las grandes urbanizaciones de zonas turísticas como Benidorm o Marbella en las que buena parte de los vecinos son extranjeros y no hablan castellano. Evidentemente, los intérpretes no siempre consiguen que los vecinos se entiendan, pero al menos se superan las barreras lingüísticas.

Nuestro trabajo nos ha llevado a lugares de lo más variopintos: centrales nucleares, campos de naranjas, una depuradora de aguas residuales (no fue nuestra experiencia de trabajo más glamourosa, todo hay que decirlo), una visita privada a un museo, una reunión de negocios en un campo de golf, una demostración de un cirujano con un cadáver real…

A menudo, cuando se trabaja en entornos industriales, se producen situaciones realmente peculiares, originadas por la indumentaria que debe utilizarse para visitar ciertas partes de la fábrica: zapatos y gafas protectoras, monos de trabajo que te dan el aspecto de un astronauta y, lo peor de todo, tapones a los oídos para las zonas acústicamente saturadas. Intentar interpretar con tapones en los oídos a un orador que habla en una zona con un elevado nivel de ruido, para un público que también tiene los oídos tapados es un reto profesional que todo intérprete debería experimentar una vez en su vida.

Estos no son más que algunos ejemplos de lugares y situaciones atípicas en las que puede necesitarse la interpretación. Cuando te dedicas a esta profesión, tienes que estar dispuesto a moverte en las situaciones más diversas y eso es una de las cosas que la hace tan interesante.

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn